Algunos “errores” que seguramente no habías notado en Harry Potter y la piedra filosofal

Las películas tienen una fecha de estreno incluso antes de comenzar a grabarse, es por eso que el director, los actores, los encargados del montaje y todos los demás integrantes del set de grabación, incluidos quienes realizan la edición final y la compilación de las escenas, deben trabajar a un ritmo frenético en el que todo sale lo mejor posible, pero nunca perfecto.

En esta nota recopilamos algunas pequeñas fallas en la película de Harry Potter y la piedra filosofal que  los editores no pudieron notar. Como por ejemplo, en la escena en la que llegan muchas cartas de Hogwarts, Daniel Radcliffe (actor que interpretaba a Harry) le dice a Vernon que se las dé porque son suyas, y su voz suena más baja porque fue retocada posteriormente para que no se notara que estaba cambiando y sonaba más gruesa que lo normal.

Otro detalle de edición que no se corrigió en el estreno fue cuando Hagrid le crea una cola de perro a Dudley mientras su familia no ve. En esa escena se puede ver que Robbie Coltrane (actor que interpreta a Hagrid) no está grabando, sino que fue reemplazado por su doble con una barba postiza.

En otra escena, cuando Hagrid y Harry caminan por el callejón Diagon, pasan tres veces por el mismo lugar. En la primera toma amplia, pasan frente a un negocio de color morado y amarillo con un carrito de golosinas enfrente. Tres tomas más tarde, pasan por la misma tienda y el mismo carrito que se muestran con mayor detalle y de más cerca. Finalmente, un par de tomas después, vuelven a pasar por delante del mismo carrito de golosinas anterior y se repiten algunos cuadros en los que aparecían unos calderos.

En la misma escena anterior, ocurre algo similar pero con los extras. Se repiten grupos de personas que pasan al lado de Harry y Hagrid y que parecen caminar en una misma dirección y hacer los mismos gestos siempre, como por ejemplo se ve en el mago pelirrojo, o en el hombre que tiene un sombrero de Burdeos, o en el grupo de tres chicas que se ven durante el primer plano de la toma amplia.

Los demás “errores” que se pueden percibir son menores, no influyen en absoluto en la trama y se deben claramente a un pequeño descuido de parte de quienes hicieron la edición final. Ocurren cosas como cambian de forma o de lugar de objetos, actores que cambian de disposición de una escena a la otra y cambios en el vestuario y la utilería. Sin embargo, el espectador común debería ver la película muchas veces y prestar atención únicamente a estos elementos en lugar de a la trama en general para poder notarlo. La recepción por parte del público y de los fanáticos de los libros de J. K. Rowling fue muy buena y sin dudas estas pequeñas fallas no le quitan en absoluto calidad a esta gran película.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com