Pages Navigation Menu

Expresión innovadora

ZChess Clock

Motos: un viaje sin fin

Cada día más personas se animan a tomarse un break de la rutina y realizar un viaje con sus motos. Algunos audaces arriesgan todo y recorren un continente entero mientras que otras empiezan por conocer su provincia o país. Sea cual sea el destino la aventura se apoderará de sus vidas.

Para aquellos que disfrutan de la moto, en algún momento de sus vidas les “pica el bichito” o les nace el deseo de realizar un viaje. No necesariamente debe ser dar la vuelta al mundo. Puede ser ir desde el centro porteño hasta Lujan, quizás realizar un par de kilómetros más y llegar a la Laguna de Chascomus o talvez animarse y cruzar el Río de la Plata para ir hasta Uruguay. Sea cual fuese el destino elegido la realidad es que una vez que se animan y conocen el gustito por los viajes los motociclistas suelen repetir la experiencia.

Muchas veces los moteros comienzan un recorrido porque vieron o leyeron la historia de un motociclista que se animó a dejar todo y comenzar la aventura de su vida en moto. Otras veces porque sus grupos de amigos solían salir y quisieron probar qué se sentía viajar en grupo. En otros casos los golpes de la vida provocan un quiebre en las personas y encuentran en la ruta una nueva oportunidad.

“Venía con ganas de hacer un viaje. Mucha gente se estaba yendo a Machu Pichu y eso me interesaba. Empecé a averiguar, planificar y pensar en qué moto podría hacerlo. Todas eran fantasías hasta que vi que uno se había ido en una moto chica. Ahí tomé la decisión y el 2 de enero de 2015 arranqué para Alaska. Fue un viaje increíble”, comentó Javier Gregorinni, un joven de 33 años que realizó 73 mil kilómetros en su Honda Tornado 250cc.

Rodrigo Delgado se animó a ir hasta Mar del Plata con su Kawasaki Versys 650. Luego el “bichito” lo volvió a picar y decidió tener una aventura más larga: “Un tiempo después sentí que necesitaba estar en la ruta de nuevo y me fui hasta Ushuaia, cruzando toda Tierra del Fuego, desde Punta Arenas a El Porvenir, en Chile”, agregó.

Uno de los problemas al empezar a planificar un viaje es la moto. ¿Necesito una de 1.200cc? ¿Podré viajar en una 110cc? Muchos sueños se han postergado por miedo a realizar la aventura con los vehículos que tenían en ese momento. Ideas que se dilatan en el tiempo y, generalmente, no se concretan por esperar la moto perfecta.

Una y otra vez los sueños se frustran, pero cada tanto aparecen historias que renuevan las esperanzas de aquellos que no cuentan con grandes recursos o vehículos para comenzar a rodar. Viajeros en motos popularmente impensadas para realizar un trayecto de miles de kilómetros que terminan recorriendo continentes enteros, como el caso de Yago, un joven de 29 años que con su “Vizcacha”, una Honda Biz de 105cc, recorrió más de 18 países y perdió la cuenta de los kilómetros que realizó en estos siete largos años. O el caso de Belén Aspiroz que con su Honda 110cc, llamada Filomena, unió Necochea con Alaska.

Todos los moteros remarcan lo mismo: la necesidad de cuidar a su compañera, tanto en la ruta como antes de emprender el viaje. “Siempre veo que la moto esté en condiciones. También procuro saber qué mantenimiento tendría que hacerle y a qué kilometraje para estar preparado en el viaje. Es muy importante hacer un buen chequeo previo para saber que no vas a tener problemas en el camino”, comentó Gregorini.

Para los amantes de la aventura Silkolene, con 108 años de experiencia en el mundo de los lubricantes, ofrece una amplia gama de productos que se adaptan a cada tipo de uso tanto para lubricar el motor como para mejorar la performance de la moto.

Para los tramos largos, donde el motociclista debe lubricar la cadena más seguido que lo normal, ofrece una serie de aerosoles para cada necesidad. El “Titanium Dri Gel”, recomendado para las motos de Off-Road, contiene una fórmula extra resistente, potenciada con PTFE que aguanta el desprendimiento de la película lubricante a altas velocidades. El “Chain Lube” de avanzada tecnología sintética está especialmente diseñado para cadenas de motocicletas de altas prestaciones. Con cada aplicación se espesa rápidamente mediante evaporación del disolvente, dejando una fina pero duradera capa de recubrimiento sobre rodillos y placas laterales externas, confiriendo una extraordinaria protección frente a la corrosión y ofreciendo resistencia a la tendencia al descolgamiento, incluso a velocidades elevadas. Además, uno de los productos más requeridos y recomendados por los motoviajeros es el “Limpiador de cadenas” que elimina con eficacia y sencillez los residuos y depósitos pesados que pueden ensuciar o perjudicar las cadenas luego de recorridos de ripio o carretera.

“Antes de arrancar un viaje, además del chequeo general que incluye revisar la presión de los neumáticos, comprobar el nivel de aceite y refrigerante, chequear la documentación personal y de la moto, no debe faltar algún elemento básico de seguridad, como un ‘inflasella’, tarugos, un equipo de lluvia y alguna soga para remolcar”, recomendó Delgado. Otro de los productos infaltables de Silkolene para realizar un viaje es el “Limpia Viseras” un paquete pequeño de fácil transporte y muy efectivo que permite eliminar restos de insectos, suciedad de la carretera y grasa de los visores rápidamente, dejando el casco limpio y sin residuos de grasitud.

Libertad y felicidad son los términos más usados por los motoviajeros para describir lo que sienten al comenzar la aventura de un viaje. “Siento alegría. Podría agregarle paz y tranquilidad, pero realmente lo que siento es alegría en mi cuerpo, y en mi alma”, reflexionó Rodrigo. “Siento libertad. Libertad de ser dueño de mi tiempo y de mi vida”, reconoció Javier.

Sea cual fuere el sentimiento siempre viene acompañado de un gran respeto tanto por el camino como por la moto que los acompaña. Por eso los viajeros procuran brindarle todo su cariño de la manera que mejor saben: utilizando productos que mantienen y mejoran las prestaciones de sus motores en cualquier situación o terreno para que el viaje sea placentero y seguro para los dos.

ZChess Clock