Pages Navigation Menu

Expresión innovadora

ZChess Clock

Marilina Bertoldi: “Me puse a prueba a mí misma”

 

Marilina Bertoldi 02

Volviendo a sus raíces como solista, Marilina Bertoldi presentará su “Set Eléctrico” el 17 de Julio en “La Trastienda” (Balcarce 460), aunque no estará sola. La acompañarán los músicos: Guillermo Porro (guitarra), Luciano Farelli (bajo) y Edu Giardina (batería).

En una entrevista exclusiva con LatamNoticias, Marilina nos cuenta qué trae de nuevo esta etapa en su carrera, cuáles son los desafíos que enfrenta y cómo vive ser tía por primera vez.

Por María Montserrat Clemente – @missmonse

 

Tenés un aire más fresco…¿A qué se debe el cambio?

Mi aspecto cambio bastante pero es un cambio que hace rato estoy haciendo y quise llevarlo a las fotos y que la imagen represente también todo el cambio que hice musicalmente. De a poco dejé de escribir como una adolescente y empecé a hacerlo como una mujer y estaba bueno llevarlo de la mano con un look que me resultara cómodo.

Si bien siempre fuiste solista, aún paralelamente teniendo una banda ¿cómo te encontrás ahora luego de la disolución de “Connor Questa”?

Me siento muy feliz. Trato de estar en cada lugar que puedo para nutrirme y aprender. Y eso se nota y esta bueno. También me parece respetuoso para el público que me va a ver que me vea haciendo algo con lo que estoy completamente segura. Con respecto a la banda, era algo que se venía sintiendo, sólo que estaba en cada uno ir aceptando que eso es lo que tenía que pasar y que es lo que teníamos que hacer. Fue muy repentino incluso para nosotros porque fue justo antes de sacar un nuevo disco y pensamos que era mejor hacerlo antes de sacarlo y no con un disco recién salido. Afortunadamente, hoy en día veo que todo se fue a acomodando de una manera muy natural y cada uno está en un lugar muy necesario en su vida.

¿Y qué pasó con las canciones de ese tercer disco que iba a salir?

Había 9 canciones en total y esas canciones quedaran ahí. Hay unas que yo había llevado el último tiempo que no habíamos llegado a producir que me las quedé y el resto no las quiero usar, mas allá de que las hice, son temas que ya le pertenecen a la banda y es muy delicado tocarlos porque se hizo con mucho amor y conciencia del momento en el que estábamos. Igual yo nunca paro de componer, y no siempre le pongo una etiqueta. Yo llevo canciones y si van, van o sino las llevo a otro lado o las guardo para después.

Una vez dijiste que si escuchábamos tus canciones te íbamos a conocer a vos….¿Esto va a seguir sucediendo o ahora te vas a enfocar en otros aspectos?

Definitivamente va a seguir sucediendo. Y me gusta pensar que cada disco que va pasando refleja mucho una etapa mía. Mi primer disco solista reflejó definitivamente la etapa en la que me encontraba en ese momento. Y el segundo también, era un calco absoluto. Un poco exagerado quizás, yo siempre digo que llevo todo al extremo para darle un poco más de dramatismo. Las cosas nunca son tan extremas pero esta buenísimo llevarlas a ese punto y que tengan una parte de ficción para completar el cuadro. Me gusta pensar que algún día voy a mirar para atrás y que todos mis discos van a contar mi vida. O al menos, lo que quise contar de ella.

Tu segundo disco “La presencia de las personas que se van” ¿es una continuación del primero “El peso del aire suspirado” o ambos abarcan dos conceptos diferentes?

Mi segundo disco no es una continuación buscada pero sí las dos situaciones que generaron individualmente cada uno de esos discos se asemejaron en algún punto, porque los dos hablan de la ausencia de algo que me estaba pesando; sólo que eran casos muy distintos. El primero tiene que ver con la separación de mis padres, que para la edad que tenía fue rarísimo, como se fue fragmentando la familia y todo lo que empezó a pasar a partir de eso. Y el segundo se basa en una separación amorosa mía, y es entenderlo desde otro lado, aceptando vivir sin ocultar ni avergonzarse de tener el corazón roto. Eso fue un paso inmenso en mi vida porque siempre fui muy fría y tomé siempre como una debilidad aceptar que alguien te puede romper el corazón, cuando incluso vos quizás también lo hacés; pero que te afecte alguien a ese nivel nunca me pareció algo aceptable. Hasta que un día dije: “Basta de esto” y se sintió muy lindo porque cuando empezás a dejar de rechazar el dolor, empezás  también a entender toda la belleza que tiene ese  momento, llena de melancolía. Uno se sensibiliza tanto que empieza a apreciar otras cosas, de otra manera, sos como una esponja. Poder componer a partir de eso y tratar de sacarlo afuera es un proceso de purga hermoso, muy intenso.

Actualmente, tus presentaciones se dividen en dos momentos: El set solo y el set eléctrico. ¿Con cuál te sentís más identificada hoy por hoy?

Con el que me siento mas cómoda hoy es con el set eléctrico, que es el formato en el que más me van a ver a partir de ahora. El set solo va a ser absorbido un poco por el set eléctrico. Empezar con el solo me gustó mucho como una forma de aparecer y más que nada me atrajo la idea de no apoyarme en otras personas, no como un gesto de debilidad, sino como una demostración personal, me puse a prueba a mí misma. Para esto, tuve que encerrarme a estudiar, a trabajar como instrumentista, como guitarrista y mejorar mucho más, porque al estar solo estás al desnudo y se nota mucho más todo, como cantante y como intérprete.

Cuando el artista que estuvo en una banda, por más que haya sido el compositor de las canciones, se desarrolla en un proyecto solista esta bueno que lo haga, porque el proyecto en conjunto se adueña de esas canciones ya que es quien les da vida. Es interesante también como artista desarrollarse en otros matices y ponerse a prueba uno mismo, dejando de estar siempre sujeto a eso que funcionó, gustó o el público quiere, y enfocándose más en lo que uno realmente quiere mostrar en lo que le parece que tiene que estar sonando en ese momento.

Los integrantes de la banda con la cual hacés el set eléctrico, ¿Fueron convocados por vos o se acercaron espontáneamente?

Nosotros cuatro somos amigos desde hace mucho tiempo y  nos juntábamos una vez por semana a comer, charlar, pasarnos música; siempre estuvimos en contacto. Edu Giardina es uno de los mejores bateristas y multiinstrumentistas del país; Guillermo Porro, un eximio guitarrista y productor,  y Luciano Farelli, un excelente bajista. Con ellos siempre dijimos que íbamos a hacer una banda algún día y cuando estaba grabando o mi último disco solista, a los músicos que convoque fue a ellos porque los admiro y quiero mucho y nos entendemos perfectamente en el concepto. De repente, cuando había que presentar el disco en vivo, nos dimos cuenta de que ésa era la banda que teníamos que armar. En el show de “La Trastienda”, Guillermo Porro no va a estar porque se va a Estados Unidos a producir el nuevo disco de la ley, así que va a haber una nueva incorporación. Se trata de Daiana Azar, una excelente baterista y multiinstrumentista, que va a entrar como bajista, y también va a manejar los sintetizadores. Ella iba a estar como quinto integrante pero como Guillermo se fue antes de tiempo, va a entrar como cuarta. La idea es empezar a integrar músicos. Estoy rodeada de muchos músicos muy talentosos a los que quiero mucho y me encanta la idea de que el set se amolde al color de cada artista. Ya hicimos dos ensayos y tenemos todas las canciones repasadas. Se está armando algo hermoso.

¿Qué tipo de sonido buscaste generar con esta nueva banda? ¿Uno nuevo o uno similar al de “Connor Questa”?

Como compositora y cantante, yo venía separando mucho los dos proyectos: mi proyecto solista y el de “Connor Questa”, trataba de que se diferencien mucho. Por eso lo solista iba más por el lado acústico, lo más suave y calmo, con discos cortos. En cambio, con la banda se plasmaba más lo intenso, la protesta y lo agitado. Ahora siento que puedo conjugar todo en un mismo proyecto. Es probable que algunas cosas suenen como “Connor Questa”, no es la intención. Ocurre que algunas cosas me van a ser inevitables porque la compositora y la cantante va a seguir siendo la misma pero no se va a parecer.

Tu hermana, Lula Bertoldi, la vocalista/guitarrista de “Eruca Sativa” fue madre hace poco. ¿Cómo vivís esto de ser tía?

Se siente muy bien. Creo que me di cuenta de que soy tía cuando Lula me mandó una foto de Julián y le empecé a hablar al celular y dije: “Ay…qué lindo nene!”(risas). Es un divino, es increíble. Le canto rodo el tiempo al oído. Esperemos que pueda reflejar algo de esta etapa en el futuro y que cuando él sea grande algún día le diga: “Esta canción me la inspiraste vos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ZChess Clock