Pages Navigation Menu

Expresión innovadora

ZChess Clock

La revolución de la robótica está cerca y LG forma parte de ella

 

 Cada día más excitantes novedades se abren paso en el campo de la robótica. ¿Pero cómo fue que llegamos a este punto? ¿Y qué se espera para el futuro?

Los robots, personajes habituales en la literatura y el cine de las últimas décadas, aparecieron en sus orígenes como un elemento futurista, propio de la ciencia ficción. Presentes en todo imaginario de una sociedad avanzada, los androides se presentaban como los fieles y eficientes ayudantes de sus amos humanos, capaces de simplificar sus tareas cotidianas y hasta de salvarles la vida. Hasta hace algún tiempo, pocos sospechaban que estas características podrían hacerse realidad.

El fenómeno empezó con la revolución industrial, a mediados del siglo XVIII. El vuelco hacia una economía basada en la mecanización de los medios productivos hizo surgir las primeras máquinas industriales. Destinadas a realizar trabajos automáticos, eran usadas para completar tareas que requerían mucha fuerza o precisión.

Más tarde, alrededor del año 1940, los primeros robots fueron introducidos en las fábricas. Lejos de tener figura humanoide, se trataba comúnmente de brazos mecánicos y grúas controlados manualmente por operarios humanos. Durante varias décadas, su labor principal estaba restringida a llevar a cabo labores consideradas demasiado peligrosas para ser realizadas por los humanos. En 1950, por ejemplo, el laboratorio estadounidense Argonne diseñó manipuladores para manejar material radioactivo. Desde esta etapa hasta el día de hoy, la robótica ha avanzado enormemente, ajustándose cada vez más a la vida del hombre común.

A partir de los años ochenta, las empresas fabricantes de robots y diversos departamentos universitarios de todo el mundo dieron un fuerte impulso a la investigación en el campo de la informática aplicada y la experimentación con sensores. Este fue el primer gran impulso para el desarrollo progresivo de máquinas inteligentes, es decir, capaces de pensamiento y de aprendizaje profundo o deep learning. Se trata nada menos que de robots capaces de adaptarse a cada situación y de tomar decisiones en tiempo real… ¡como en las fantasías más disparatas de la ciencia ficción!

Hoy, algunos robots han llegado al punto de superar a los humanos en inteligencia. Watson, un sistema informático de inteligencia artificial, venció en 2011 a dos contrincantes humanos en Jeopardy!, un popular programa de preguntas y respuestas estadounidense. Por su parte, en octubre de 2015, el programa informático AlphaGo se convirtió en la primera máquina en ganar en un juego de mesa a un jugador humano profesional.

Lejos de restringirse a tareas automáticas, en la actualidad los robots se asemejan cada vez más a asistentes personales. Con mejoras en su usabilidad, que los hacen cada vez más intuitivos, y con la incorporación de herramientas interactivas como el reconocimiento facial, estos se incorporan con naturalidad a los desafíos de nuestra vida cotidiana e incluso se adelantan a nuestras necesidades.

El robot Airport Guide, de LG, por ejemplo, fue desarrollado para mejorar la experiencia de los pasajeros en los aeropuertos. Está preparado para dar la bienvenida al pasajero y ofrecerle toda la información necesaria para su viaje, desde el número de su puerta de embarque hasta las condiciones climáticas actualizadas de su lugar de destino. Por si fuera poco, el Airport Guide Robot cuenta con tecnología de reconocimiento de voz, que le permite captar el tono del pasajero, y habla cuatro idiomas.

Ya en el ámbito hogareño, se están desarrollando tecnologías destinadas a conectar todos los aparatos electrónicos presentes en nuestras casas: desde reproductores de sonido, tablets, celulares y notebooks hasta los más sencillos electrodomésticos. Gracias al IoT o “internet de las cosas”, los hogares del futuro serán verdaderos hogares inteligentes.

Es allí donde entra en juego el Hub Robot de LG. Se trata de un pequeño robot de rostro agradable, ideado para controlar la aspiradora, el horno, el aire acondicionado y demás artefactos del hogar. El robot, que baila y reproduce música para los más chicos de la casa, es capaz de reconocer a cada miembro de la familia y de recibir órdenes –como realizar búsquedas en internet o programar alarmas y recordatorios– gracias a su control de voz. Estas características lo han llevado a ser comparado con una cibermascota o con una suerte de mayordomo robot.

Juan Pedro Andrade, Head of Marketing de LG Electronics Argentina, afirma: “En LG apostamos a la innovación. Nos interesa especialmente acercar a los usuarios soluciones tecnológicas que mejoren sus experiencias cotidianas”.

Y como las exigencias de la vida actual nos dejan tiempo para todo menos para ocuparnos del mantenimiento del hogar, LG desarrolló la Hom-Bot Square. Se trata de una aspiradora robótica de diseño cuadrado, que aprende instantáneamente a reconocer obstáculos y, a partir de esto es capaz de modificar su ruta de limpieza.

En la misma línea, LG creó el robot Lawn Mowing Robot de LG que recorta el césped y se ocupa del mantenimiento del jardín.

Sin duda, la penetración de los robots en nuestra vida diaria es cada vez mayor… ¡y más variada! Desde la limpieza del hogar hasta la incorporación de robots en ámbitos como la medicina y la ciencia, los avances de la robótica van dejando a los escépticos con la boca abierta. En el futuro, todo parece ser posible. Y nuestras vidas, cada vez más simples.

Informes: http://www.lg.com/ar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ZChess Clock